Archivos Mensuales: noviembre 2014

Ser hondureña ¿un defecto?

IMG_0992-1.JPG

Soy hondureña y por lo tanto latina con todo lo que eso conlleva. Soy mitad de pueblo, mitad costeña y criada en la ciudad. Por mis venas corre sangre india, negra y europea. Mi padre fue un proletario desde sus orígenes y mi madre es hija de un comerciante burgués venido a menos por azares de la vida. Mi infancia fue muy pobre, mi adolescencia un barco sin timón y mi juventud un empezar desde cero. Está claro que esos son mis antecedentes genético-socio-culturales, pero no son ellos lo que definen lo que soy como ser humano, que es lo que a la larga de verdad importa.
No puedo renegar de mis antecedentes. Ellos me han hecho la persona que soy hoy y de la cual me siento muy orgullosa. Renegar de mis ascendencia india es renegar de la herencia genética de mi abuela que fue el ser más luminoso que he conocido. Negar mis rasgos negros es una idiotez, están a la vista. Ocultar mi humilde origen latino es querer borrar mi pasado, y si no tienes claro de dónde vienes ¿cómo vas a saber hacia dónde vas?
El valor que tienes como ser humano no lo definen los masters que tienes, los viajes que has hecho, lo gordo de tu cuenta corriente o la gente que conoces; tus valores se reflejan en lo que compartes de ti mismo y en la gente que te rodea no por ser quién eres, sino por ser cómo eres.
Todo esto viene a cuento a raíz del comentario desafortunado de una amiga. Su comentario me hizo pensar que ella percibía el hecho de ser hondureña como un defecto, y que por mis antecedentes yo no estaba a la altura de compartir mesa con cierto personaje que viene de visita a la ciudad. Valga aclarar que se ha disculpado de todas las maneras posibles(al final no somos responsables de lo que los demás interpretan), pero lejos de enfadarme, sus palabras me hicieron darme cuenta que he llegado a un punto en mi vida en que quiero estar rodeada de gente genuina, sin dobleces , y que dar explicaciones de quién soy y porqué soy así me da una infinita pereza.
Y como dijo Forrest Gump “…and that’s all I have to say about that.”

Anuncios